El Departamento de Política del Comité de Defensa Nacional avisa de su posición de principios a la administración norteamericana

Las fuerzas en el poder de Estados Unidos recurren más obstinadamente a las maniobras hostiles contra la República Popular Democrática de Corea.

    Lo comprueba la “sanción adicional super-intransigente” publicada en los primeros días del año nuevo contra los órganos principales, entidades y personalidades individuales de la RPDC, y la “orden administrativa del presidente” emitida a base de la dicha “sanción”.

    Con respecto a las medidas históricas tomadas por la RPDC para mejorar las relaciones íntercoreanas y preparar un ambiente pacífico de la Península Coreana, las autoridades estadounidenses maldicen que “no debe enfrentárselo con el pago excesivo” y “la premisa para la mejora de las relaciones es el cambio de actitud sincera del Norte de Corea sobre la desnuclearización”.

    Al respecto, el Departamento de Política del Comité de Defensa Nacional de la RPDC avisó a través de su declaración fechada 7 a la administración de Obama, que desde el principio del año nuevo lleva las relaciones RPDC-EE.UU. a la fase conflictiva de pésima calaña, las siguientes posiciones de principios:

    Primero. EE.UU. debe abandonar plenamente desde la injusta medida de “sanción” contra la RPDC.

    Porque todas las medidas de “sanción” anti-RPDC inventadas por EE.UU., están basadas en la hostilidad, el arraigado sentimiento negativo y la política hostil contra la RPDC.

    También es porque aplica la sanción anti-RPDC tomando como premisa los injustos pretextos y condiciones.

    EE.UU. debe saber claramente que cuanto más orqueste la farsa de publicar la “orden administrativa del presidente a base del incidente infundado tanto más sufrirá la más gran vergüenza y deshonra.

    Segundo. EE.UU. debe tomar en esta oportunidad la decisión audaz de cesar incondicionalmente todos los actos hostiles imprudentes que crean el peligro de guerra en la Península Coreana.

    Debe saber claramente que es irrealizable su intención de violar a fuerza la soberanía de la RPDC y destruir su digno régimen.

    Si no quiere repetir el fracaso de los antecedentes belicosos de la capa militar quienes confesaron que fue una guerra cometida en un tiempo inadecuado y en un lugar inapropiado contra el rival equivocado, debe tomar la decisión audaz de poner fin a sus actos hostiles contra la RPDC.

    Tercero. EE.UU. no debe olvidar ni un momento que el ejército y el pueblo de la RPDC entraron ya en la batalla de enfrentamiento super-intransigente sin precedente.

    Ya lo declaramos frente a los actos hostiles anti-RPDC de EE.UU.

    EE.UU. es un país en que no se cayeron todavía ni una bala ni una bomba en su territorio durante dos guerras mundiales y otras grandes y pequeñas de agresión.

    Si no quiere recibirlas, debe abolir por si mismo la política hostil contra la RPDC.

    Se destruirá sin falta si no sabe su contraparte ni su situación.

    Observaremos el cambio de la política de EE.UU.

KCNA

Esta entrada fue publicada en CDN, KCNA, KHED DPRK RPDC, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s