Representación del Ejército Popular de Corea en Phanmunjom publica acta de acusación sobre el caso “Cheonan”

La Representación del Ejército Popular de Corea en Phanmunjom hizo pública el día 24 un acta de acusación para revelar y denunciar los crímenes abominables de Estados Unidos que fabricó y abusó del incidente de hundimiento de la corbeta “Cheonan” en su campaña hostil a la República Popular Democrática de Corea.

    EE.UU. es el autor principal que fabricó el incidente instigando a los títeres surcoreanos, comienza el acta y prosigue:

    Al cabo de sus reiterados debates para eludir el fracaso de su política agresiva contra la RPDC y estrategia de dar importancia a Asia-Pacífico y para alentar a su lacayo colonial caído en aprieto, EE.UU. sacó la conclusión de que se debe fabricar algún incidente sensacional.

    Según esa decisión, la comandancia de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico sostuvo una conspiración con los lacayos del “instituto de defensa nacional” del Sur de Corea y otros órganos y desarrolló de repente los ejercicios combinados marítimos en las aguas de 5 islas del Mar Oeste de Corea en que ambas partes coreanas están en agudo enfrentamiento

    Según el guión trazado en supersecreto por EE.UU., ocurrió por la noche del día 26 de marzo de 2010 el hundimiento de la corbeta “Cheonan” de que fueron víctimas 46 soldados del ejército surcoreano.

    Este accidente fue un invento de EE.UU. que pretendió usar el Sur de Corea y Japón como brigadas de choque en la realización de su ambición de tomar la heguemonía mundial y recrudecer la campaña de aislamiento y aplastamiento contra la RPDC al procurar el pretexto y justificación del aumento armamentista en esta región.

    Hasta los competentes especialistas de la Flota del Pacífico de Rusia opinaron con argumentos científicos que “Cheonan” sumergió no por el “ataque del torpedo del Norte (RPDC)” sino por el torpedo especial lanzado por un submarino nuclear de EE.UU. usando un pequeño aparato sumergible.

    EE.UU. impidió obstinadamente el esclarecimiento imparcial del incidente de “Cheonan”.

    El papel obstructor de EE.UU. se ha conocido en todo el proceso del contacto de trabajo del círculo militar RPDC-EE.UU., sostenido 7 veces a nivel de coronel en Phanmunjom desde el 15 de julio hasta el 27 de octubre de 2010 para el esclarecimiento.

    EE.UU. fue el que instigó por detrás a los títeres surcoreanos a inventar el rumor de la “obra del Norte”.

    Recurrió a las sucias artimañas de toda índole para ocultar su acto criminal de haber fraguado el accidente de “Cheonan”.

    Mientras los títeres surcoreanos circulaban en la opinión pública el rumor de la “obra del Norte” según la indicación de EE.UU., este país trató de tildar a la RPDC de sospechosa diciendo que “no hay casi el otro sospechoso sino el Norte de Corea” y el “hundimiento fue causado por el ataque de torpedo norcoreano”.

    Al paralelo de la farsa para “comprobar” ese rumor, EE.UU. se dedicó a la creación de opiniones que pudieran justificarlo.

    EE.UU. es el colectivo de belicistas que abusó del incidente en sus maniobras agresivas contra la RPDC.

    Tan pronto como ocurriera el hundimiento, recrudeció la campaña de guerra y agresión contra la RPDC llevando al borde de guerra la situación de la Península Coreana.

    En cuanto se publicara el 20 de mayo de 2010 el “resultado de investigación” penetrado de fraudes, Obama instruyó al Pentágono y la Junta de Jefes de Estado Mayor que hagan todos los preparativos militares para “disuadir la futura agresión proveniente del Norte de Corea”.

    Según sus instrucciones, los buques de guerra del imperialismo norteamericano irrumpieron en el Mar Oeste de Corea y se libraron casi todos los días los ejercicios militares conjuntos de diferentes misiones como los de submarinos de mayor dimensión en la historia, las maniobras de traslado en el mar y el cielo y de desembarco.

    Se han desplegado en el terreno mucho más fuerzas armadas debido a que la comandancia del 8º ejército de las tropas agresoras norteamericanas se convirtió en la “de cumplimiento de guerra”.

    Los sirvientes de guerra de EE.UU. frecuentaron al Sur de Corea y Japón para pregonar “la muy peligrosa situación de la Península Coreana” y debatir el fortalecimiento de la alianza militar tripartita frente al tiempo de emergencia de la Península Coreana.    EE.UU. empujó a los belicistas del círculo militar surcoreano a las provocaciones militares contra la parte connacional.

    Se tornó grave la campaña de EE.UU. para abusar del incidente de “Cheonan” en el establecimiento de la red de “sanción” internacional contra la RPDC.

    Aunque ya es tarde, EE.UU. debe confesar y pedir disculpas a la nación coreana y al mundo por su crimen de haber fraguado el incidente de “Cheonan” y abusado del mismo en el cumplimiento de su política hostil anti-RPDC.

KCNA

Esta entrada fue publicada en EPC, KCNA, KHED DPRK RPDC, Pyongyang, Sur de Corea, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s