Terminaron los ejercicios militares conjuntos Key Resolve y Foal Eagle que ejecutaron los belicistas estadounidenses y surcoreanos bajo el cartel del “ejercicio anual de defensa”, a pesar de la gran protesta de los nacionales y los extranjeros.

En un comentario individual divulgado el día 25, Minju Joson insiste en que Key Resolve y Foal Eagle son imperdonables ejercicios de guerra nuclear que atentan contra la soberanía y la dignidad de la República Popular Democrática de Corea.

Sin embargo, la banda títere surcoreana habla ahora sobre el “diálogo” y la “mejora de relaciones” sin comprometerse a no repetir tales maniobras militares con EE.UU. contra el Norte de Corea, señala el comentario y continúa:

La intención verdadera de ellos está en relajar a su contraparte y aprovechar la oportunidad de ataque preventivo.

Está claro que si la RPDC da gestos magnánimos y de buena fe, los títeres surcoreanos no los aceptarán con pretextos absurdos y suspenderán el diálogo con los ejercicios de guerra nuclear contra el Norte de Corea.

Tal círculo vicioso en la Península Coreana les gustará solamente a las fuerzas extranjeras.

Por eso, la RPDC no tiene la necesidad de tratarse con la banda surcoreana que no presta ninguna atención a la solución del problema nacional por medio del diálogo y persigue únicamente la confrontación fratricida siendo lacaya de EE.UU.

Es firme la posición de nuestro ejército y pueblo de poner el punto final a los ejercicios de guerra nuclear anti-RPDC mediante la batalla superintransigente y abrir el ancho camino de reunificación independiente.

KCNA