Fue publicado nuevamente el documento que pone al desnudo los crímenes de la perturbación del medio-ambiente de las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea.

En el informe elaborado en 1991 por el grupo de zapadores de las fuerzas terrestres de EE.UU. está escrito que en aquel entonces los uniformados norteamericanos enterraron en una base situada en el distrito Puphyong de la ciudad de Inchon gran cantidad de PCB, muy toxica materia cancerosa de química orgánica.

Al confirmarse otra vez a través del documento interior de las tropas norteamericanas, se reveló más la atrocidad brutal y crónica de destrucción del medio-ambiente de las tropas yanquis.

KCNA