Hoy, se crea en alrededores de la Línea de Demarcación Militar una situación muy tirante y su promotor principal es precisamente los títeres surcoreanos.

    Así, subraya el periódico Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado el 24 y continúa:

    La provocación político-militar de los militares surcoreanos deviene la agresión abierta contra la dignidad, el régimen y el sagrado territorio de la República Popular Democrática de Corea y la maniobra intencional y planificada para iniciar la guerra de agresión a la RPDC.

    La política de confrontación y los incesantes ejercicios militares que los títeres surcoreanos desarrollan contra República Popular Democrática de Corea sirvieron de la fuente principal del reciente cañonazo.

    No puede ser considerado como algo casual que la peligrosa provocación anti-RPDC coincida con los ejercicios militares Ulji Freedom Guardian. Esto es una perversa artimaña para extender Ulji Freedom Guardian a la guerra total de agresión al Norte agravando la situación mediante los actos provocativos.

    Lo demuestra el hecho de que después de esta provocación militar Estados Unidos y los belicistas surcoreanos ponen en funcionamiento el sistema de operación combinada según el “plan de operaciones conjuntas para hacer frente a la provocación local”.

    Ahora, el ejército y el pueblo de Corea redoblan el odio y el sentimiento de venganza a EE.UU. y la banda traidora títere que recurren a la provocación de la guerra nuclear de agresión contra la RPDC, destruyendo la paz y la seguridad de la Península Coreana.

    Ellos tienen la voluntad inconmovible de aniquilar despiadadamente ahora mismo a los provocadores.

KCNA