El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El dirigente de la Confederación de Sindicatos Surcoreanos ha sido detenido este jueves por la policía en Seúl al abandonar el templo Jogye donde se refugiaba desde hace 24 días.

Sobre él pesaba una orden de detención acusado de haber organizado el pasado 14 de Noviembre la gran movilización contra el gobierno de la presidenta Park que acabó con la salvaje represión por parte de la policía fascista.

Más de 1000 agentes de la policía llegaron a rodear el templo budista en el centro de Seúl, aunque finalmente Han Sang Gyun salió por su propio pie, momento en el que fue inmediatamente detenido.

Durante los últimos días también se habían desarrollado en la ciudad de Seúl grandes movilizaciones tanto contra la reforma laboral así como contra las políticas fascistas del gobierno títere del Sur de Corea.