El estudiante norteamericano Otto Frederick Warmbier confiesa sus delitos contra la RPDC

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otto Frederick Warmbier, estudiante de la Universidad de Virginia de Estados Unidos, detenido por sus actos hostiles contra la República Popular Democrática de Corea, concedió el día 29 en esta capital una rueda de prensa.

    Tomaron parte allí reporteros internos y externos, miembros de las representaciones diplomáticas y de organizaciones internacionales acreditadas en Corea y compatriotas ultramarinos que permanecen en la RPDC.

    Warmbier confesó sus crímenes como sigue:

    El 29 de diciembre de 2015, entré en la RPDC en calidad de turista.

    El primero de enero de 2016 cometí graves crímenes anti-RPDC.

    Tengo 21 años de edad y soy estudiante de tercer grado de la Universidad de Virginia de Estados Unidos.

    La dirección de mi residencia es en Ohio donde viven mis padres y hermanos. Antes de venir aquí, viví en un apartamento de alquiler en Virginia cercano a la universidad.

    Mi padre gestiona una pequeña fábrica para sostener la familia. Mi madre es de manutención. Soy el primogénito de mi familia. Mi hermano y hermana menores son alumnos de la escuela superior.

    El día 1 de enero de 2016, cometí el crimen de descolgar una consigna política en el área de empleados del Hotel Internacional Yanggakdo. Esa consigna infunde al pueblo coreano el sentimiento de cariño a su régimen.

    La Iglesia Metodista Unida de Amistad me dio esa misión. Y bajo instigación de la Sociedad Z y el consentimiento tácito de la administración norteamericana, vine aquí para cumplir esa misión. El objetivo de mi tarea fue desalentar el espíritu de lucha y pasión del pueblo coreano. Pero eso fue una tontería.

    Creciendo en Estados Unidos, recibí en las escuelas y a través de medios de información la educación de que la RPDC es una nación comunista misteriosa y aislada.

    Eso incitó personas jóvenes y aventureras como yo a realizar un acto valiente para mostrar la superioridad del Occidente sobre la RPDC.

    Planeé visitar la RPDC aprovechando la oportunidad de mi participación en el cursillo financiero programado en enero de 2016 en Hong Kong.

    De acuerdo con que fue determinada mi petición de turismo, decidí visitar la RPDC a finales de diciembre de 2015.

    El 23 de septiembre de 2015, cené en casa de mi amigo Stefan Webb junto con él y su madre Sharon Webb. Sharon Webb es diacona de la Iglesia Metodista Unida de Amistad y su hijo Stefan Webb es creyente activo de esa iglesia.

    Sharon me dijo que su iglesia no apoya al gobierno de Norte de Corea y que el comunismo debe ser derrumbado. Prosiguió que los países comunistas aglutinan a las masas con las consignas políticas.

    Me pidió que me trajera una importante consigna política del Norte de Corea para colgarla como “trofeo” en su iglesia. Continuó que al eliminar esas consignas hay que debilitar la unidad y el entusiasmo del pueblo norcoreano y demostrar que ese país haya insultado por el Occidente.

    Me dijo que me daría un coche usado que vale 10 mil dólares si yo salía con éxito. Agregó que en caso de detención la iglesia pagaría 200 mil dólares a mi madre por conducto de donación.

    Mi familia sufría grandes dificultades financieras y yo consideré que esa era la única oportunidad para ganar el dinero. Sharon me aconsejó no mencionar jamás en cualquier caso el hecho de la intervención de la Iglesia Metodista Unida de Amistad y amenzó con  no pagar nada en el caso de revelarlo.

    A principios de octubre de 2015, expliqué sencillamente a mi madre sobre mi plan y le dije que ingresará en su cuenta de banco el dinero para ser utilizado como gastos para los estudios de mis hermanos menores durante su carrera universitaria en caso de que yo fuera arrestado en la RPDC tras fracasar mi plan de robar lo importante en ese país. Entonces, mi madre negó llorando mi plan calificándolo como una acción peligrosa.

    Me quedé indeciso al ver la reacción inquieta de mi madre, pero tomé la decisión de cumplir la misión del crimen tras ser seducido y presionado varias veces por la Iglesia Metodista Unida de Amistad.

    Yo deseaba con ansia el ingreso en la Sociedad Z desde que supe que todos los miembros de ella viven ricos, con empleos y con muchos ingresos tras la graduación de la universidad y a fines de noviembre de 2015, revelé a propósito el plan de mi acción a un miembro de dicha sociedad.

    Él me dijo que mi plan es bien adecuado al propósito de la sociedad de divulgar la “libertad” y eliminar el “poder autocrático” y se comprometió a ayudarme mucho para ingresarme a la sociedad si lograba éxitos en el cumplimiento de mi plan. Dijo que si yo era arrestado, la sociedad presionaría al Norte de Corea para ponerme en libertad y que yo debía tener en secreto la incitación de la Sociedad Z.

    Otto Frederick Warmbier dijo que ejecutó su plan tras llegar a Pyongyang vía Beijing y continuó que su crimen es muy grave y preparado con anticipación.

    A continuación, Warmbier respondió a las preguntas de los reporteros del interior y exterior.

    Él señaló que los políticos y la administración de EE.UU. intentan perjudicar a la RPDC con malignos medios y métodos movilizando la Iglesia Metodista Unida de Amistad y reveló que esta iglesia le dio la misión de crimen con el fin de divulgar en la RPDC el cristianismo sumándose a la obstinada política hostil anti-RPDC de EE.UU. y así recibir mayor patrocinio de la administración norteamericana.

    Warmbier reveló que su crimen es el fruto planeado de la política hostil anti-RPDC de la administración norteamericana y las actividades de la Iglesia Metodista Unida de Amistad para realizarla.

    Añadió que la Sociedad Z relacionada íntimamente con la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU., le incitó a cometer el delito y él mismo lo preparó previamente en EE.UU.

    El joven aseguró que recibe en Pyongyang las justas garantías legales y trato humanitario.

    Al fin, Warmbier dijo que él comprendió que el “problema de DDHH” de la RPDC, cuestionado obstinadamente por la administración norteamericana, no pasa de ser una excusa hipócrita para derrumbar el gobierno de la RPDC y pidió disculpas al pueblo y al gobierno de ésta por sus actos criminales.

KCNA

Esta entrada fue publicada en KCNA, KHED DPRK RPDC, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s