En su declaración fechada 26, el portavoz del Comité Central del Partido Social-Demócrata de Corea (PSDC) calificó las locuras provocativas de los imperialistas norteamericanos y la banda de traidores de Park Geun-hye de clímax de la hostilidad más perversa y diabólica contra la dignidad y el régimen de la República Popular Democrática de Corea y de archi-crimen sin precedente que se atreve a desafiar al Sol de la nación.

    El documento subraya que no hay en el mundo un país como la RPDC en que el pueblo venera a su Dirigente como al cielo y éste toma como fundamento de la política servirle con entera disposición y todos unidos marchan hacia el radiante futuro.

    Recuerda que los imperialistas yanquis y los títeres surcoreanos hacen todos los esfuerzos por destruir el más sagrado y más precioso sostén del destino del pueblo coreano.

    Advierte que si los enemigos dan algún indicio de tiro desacertado contra la RPDC, los provocadores y los nidos de crímenes serán convertidos en cenizas por el golpe preventivo de todo el ejército y todo el pueblo de la RPDC.

    Enfatiza que todos se movilizarán en la sagrada guerra de todo el pueblo para defender a ultranza al Sol de destino, eliminar a todos los provocadores y lograr sin falta la victoria en la confrontación con Estados Unidos y la causa histórica de la reunificación de la patria.

KCNA