El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar el día 29 en el Tribunal Supremo de la República Popular Democrática de Corea el juicio al ciudadano norteamericano Kim Tong Chol, detenido por sus actos de complot de derrocamiento estatal y de espionaje.

    Estuvieron presentes allí las masas de diversos estratos.

    Se presentó el acta de acusación que confirma el hecho de crimen después de examinar el registro del incidente de Kim Tong Chol, acusado correspondiente al artículo 60 (crimen de complot de derrocamiento de Estado) y al artículo 64 (crimen de espionaje) del código penal de la RPDC, y hubo la investigación del hecho.

    En el proceso de investigación, el acusado reconoció todos sus delitos de que con el sentimiento de hostilidad a la RPDC maniobró para derrocar su régimen difamando astutamente su dignidad máxima y régimen político, recogió los secretos del partido, el estado y el ejército coreanos y los entregó a los títeres surcoreanos.

    A continuación, se presentaron las palabras de los testigos y materiales de prueba que confirman el crimen del acusado.

    En la argumentación, el fiscal propuso al presente juicio condenar al acusado la pena de trabajo reeducativo de 15 años, diciendo que el crimen de Kim Tong Chol corresponde al delito cometido con la meta de derrocar el régimen socialista de la RPDC, razón por la cual debe ser sometido merecidamente al castigo severo según la ley de la RPDC.

    En su alegato, el abogado propuso al presente juicio condenarle no la pena de trabajo reeducativo de 15 años propuesta por la parte de fiscal sino la otra con tiempo reducido, tomando en consideración la edad avanzada del acusado y para que éste experimentara por sí mismo cuán estúpido fue su proceder presenciando el verdadero aspecto de Corea socialista en próspera, aunque son muy graves sus crímenes jamás perdonables ante la patria y la nación.

    En el juicio se condenó al acusado la pena de trabajo reeducativo de 10 años.

KCNA