Ahora, el mundo occidental no oculta sorpresa de que la República Popular Democrática de Corea haya entrado en la prueba de vuelo del cohete balístico del submarino en menos de un año desde cuando dio a la publicidad en mayo del año pasado la prueba de lanzamiento bajo el agua. Y dice unánimemente que esto demuestra que no es una broma la declaración de la RPDC de atacar el territorio principal de Estados Unidos.

    En un comentario individual del día primero, el rotativo Minju Joson señala que como reconoce el mundo la RPDC no está haciendo chistes con EE.UU., sino efectúa la confrontación inevitable para defender la soberanía, el derecho a sobrevivir y la dignidad del país.

    Anteriormente, la RPDC dio en varias ocasiones a EE.UU. los consejos de abandonar la anacrónica política hostil anti-RPDC y coexistir pacíficamente con la RPDC, recuerda el comentario y prosigue:

    Pero, EE.UU. mantenía obstinadamente su política de confrontación basada en la fuerza y no abandonó ni en un momento su artimaña de aplastar de manera militar a la RPDC.

    Ahora, EE.UU. se vio obligado a observar la actitud de la RPDC en el establecimiento y la práctica de la política sobre Corea y no puede tocarla con imprudencia.

    EE.UU. debe aceptar con serenidad la advertencia de la RPDC de que el territorio norteamericano puede ser convertido en un crisol por el ataque nuclear de la Corea del Juche y actuar con prudencia ante ésta.

 

KCNA