El MINREX rechaza la entrada de un submarino nuclear de EE.UU. en el Sur de Corea

Según trascendidos, el pasado día 13 el submarino nuclear norteamericano Mississippi apareció por primera vez en la región de Asia-Pacífico y entró en el puerto de Pusan del Sur de Corea.

    Este armamento ultramoderno de ataque de las fuerzas navales norteamericanas, dotado de muchos dispositivos de torpedos y misiles cruceros, se puso en servicio en 2012 y cumple la misión de asegurar el ataque a los buques enemigos y otras operaciones especiales.

    En el período de los simulacros conjuntos Key Resolve y Foal Eagle 16, librados durante más de 50 días a partir de marzo en el suelo surcoreano, EE.UU. movilizó el portaaviones nuclear Stennis, los cazas estratégicos nucleares B-52 y B-2, los aviones de combate Stealth F-22A y otros medios de ataque nuclear estratégico llevando la situación al borde de la guerra.

    Ahora los dos portaaviones nucleares norteamericanos están flotando permanentemente en la zona marítima de Asia-Pacífico en las inmediaciones de la Península Coreana y se traza a puertas abiertas en EE.UU. el guión de “operación de ataque aéreo de precisión” contra las instalaciones y fuerzas armadas nucleares de la RPDC. La entrada del portaaviones nuclear norteamericano en el Sur de Corea en tal circunstancia significa la amenaza directa a la seguridad de la RPDC y a la paz de la región.

    Señaló así el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea en su declaración fechada 16 y continuó:

    Se hace cada día más incontrolable la situación inestable de la Península Coreana, debido a la introducción de los armamentos estratégicos de toda índole de EE.UU. en la Península Coreana y su contorno.

    El óptimo remedio para prevenir la guerra y preservar la paz en la Península Coreana, zona más candente del mundo que se encuentra permanentemente en la crisis de guerra nuclear por las incesantes maniobras de provocación de nueva guerra del imperio americano, es consolidar por todos los medios el disuasivo nuclear de autodefensa de la RPDC.

    La línea del Partido del Trabajo de Corea de desarrollar paralelamente la construcción económica y la de las fuerzas armadas nucleares es la más justa para eliminar de raíz el peligro de guerra nuclear causado por EE.UU. y preservar la paz y la seguridad de la región y el resto del mundo mediante el fuerte disuasivo nuclear.

    EE.UU. recurre incesantemente al chantaje nuclear y a los ejercicios de guerra nuclear contra la RPDC persistiendo en que es primordial la desnuclearización, lo cual es una sofistería cínica.

    EE.UU. debe abandonar la anacrónica política de hostilidad a la RPDC y tomar la decisión política de retirar sus uniformados y pertrechos de guerra estacionados en el suelo surcoreano teniendo en consideración la posición estratégica de la RPDC como avanzada potencia nuclear y la corriente de la época.

KCNA

Esta entrada fue publicada en EPC, Foal Eagle, KCNA, Key Resolve, KHED DPRK RPDC, Sur de Corea, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s