Portavoz del MINREX condena la llegada del submarino nuclear Ohio al Sur de Corea

Con respecto a que EE.UU. introdujo de nuevo un submarino nuclear en el Sur de Corea, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea dio el día 15 a la ACNC la siguiente respuesta:

    El pasado día 13, el submarino nuclear Ohio, uno de los principales medios estratégicos de ataque de EE.UU., entró en el puerto surcoreano de Pusan.

    Ya en junio pasado, fueron emplazados en el Sur de Corea el submarino nuclear Mississippi y la escuadrilla de cazabombarderos estratégicos B-52H.

    Ohio con un tonelaje de 18 mil tiene la capacidad de ataque de misiles y la función Stealth.

    La introducción sucesiva de los medios estratégicos de ataque nuclear de EE.UU. en la Península Coreana en estos tiempos, en que las relaciones RPDC-EE.UU. y la situación regional están empeoradas al extremo, es una expresión del intento de aplastar a toda costa a la RPDC mediante el uso de la fuerza.

    También está implicada la ambición de sobreponerse en lo militar a otros rivales regionales y tomar la hegemonía militar en el Nordeste Asiático.

    Es muy ridículo el intento de EE.UU. de derrocar a la RPDC mediante la presión y amenaza militares sin justipreciar la corriente de la época y la cambiada posición estratégica de la RPDC que se puso ya en la primera fila de potencias nucleares.

    Para compensar el fracaso de su política sobre la RPDC, EE.UU. recurre al incremento de fuerzas armadas, los ejercicios bélicos y la sanción e incluso, se atreve a ofender hasta la dignidad de la Dirección Suprema de la RPDC, lo cual agrava al máximo la situación de la Península Coreana y la región y aumenta el peligro de guerra nuclear.

    EE.UU. se apela más abiertamente a la estrategia dominacionista basada en las fuerzas armadas y mantiene el chantaje nuclear sobre la RPDC violando su soberanía. Este hecho vuelve a comprobar cuán justa es la línea de la segunda de impulsar simultáneamente la construcción económica y la de fuerzas armadas nucleares.

    La paz duradera de la Península Coreana y la región es imposible con los esfuerzos unilaterales de la RPDC. Se logrará cuando se ponga punto final a las hostilidades militares y a la anacrónica política hostil anti-RPDC de EE.UU., autor principal de la agravación de situación.

    La situación actual empuja más a la RPDC a la consolidación del disuasivo nuclear autodefensivo.

    Es invariable la voluntad de la RPDC de defender la paz de la Península Coreana y la región al eliminar de raíz el peligro de guerra nuclear, impuesto por EE.UU., a base del poderoso disuasivo nuclear.

KCNA

Esta entrada fue publicada en EPC, KCNA, KHED DPRK RPDC, Sur de Corea, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s