La República Popular Democrática de Corea se concentra en los trabajos para resarcir los daños de inundaciones de la provincia de Hamgyong del Norte.

    Se toman a escala nacional las medidas para estabilizar la vida de los moradores de la zona damnificada y reparar lo más pronto posible las viviendas, edificios públicos y otros establecimientos destruidos.

    En medio de que se fortalece la asistencia estatal en la esfera nacional se llegan los materiales de socorro a los moradores damnificados y se transportan con urgencia los materiales de construcción necesarias a la reparación de los daños.

    Basándose en el análisis detallado de los daños la provincia asegura los materiales necesarios y acelera los trabajos para resarcir los daños.

    Impulsan las labores para reconstruir las viviendas destruidas y reparar en estado original los ferrocarriles, las carreteras y los puentes.

    Reduce los daños de cultivos al drenar las aguas estancadas en los arrozales y secanos inundados y promueve la reparación de zanjas y la construcción de dique.

    Debido a las inundaciones ocurridas en la provincia, quedaron muertas 60 personas, y desaparecidas 25.

    Además, fueron anegados más de 7.980 hectáreas de arrozales y secanos, y enterradas o perdidas más de 2.100 hectáreas.

    Fueron desvastados o anegados 560 edificios públicos, 30 establecimientos productivos y cerca de 20 instituciones de enseñanza.

    También, fueron destruidos más de 79.800 metros de cerca de 50 carreteras y firmes, 2.215 metros cuadrados de 6 puentes y un dique de planta hidroeléctrica.

KCNA