EE.UU. debe cambiar su política sobre Corea

Hace poco, el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos confesó que está agotada la sanción de la administración Obama sobre el Norte de Corea y es imposible la renuncia de armas nucleares de éste.

    Este criterio produce grandes repercusiones por haber revelado el carácter absurdo de la campaña de sanción y aplastamiento a la RPDC, que vienen practicando los sucesivos poderes norteamericanos, incluso la administración Obama, y reconocido su derrota.

   Los medios de prensa norteamericanos y del Occidente lo estimaron como “realista”, “positivo” y “franco”.

    El dicho del jefe de inteligencia norteamericana, quien apoya el establecimiento y la ejecución de las políticas de la actual administración norteamericana, resulta la confesión clara del fracaso total de la política estadounidense sobre la RPDC.

    El imperio recurrió durante varios decenios a la provocación política y militar, sobre todo, al chantaje nuclear, a fin de exterminar a la RPDC que avanza por el único camino de la independencia, el Songun y el socialismo.

    La campaña de sanción y presión llegó al clímax durante el mandato de Obama.

    Pero, resultó un “fracaso estratégico” la “paciencia estratégica” de Obama, según la cual EE.UU. espera con paciencia imponiendo las sanciones y presión a la RPDC hasta que ésta se rinda renunciando sus armas nucleares.

    La demencial campaña anti-RPDC de EE.UU. y sus seguidores trajo el resultado contrario como la elevación de la capacidad de ataque nuclear y el autofortalecimiento de la primera.

    La actual posición estratégica de la RPDC, cambiada radicalmente, y todos los recursos obtenidos por ésta comprueban perfectamente que la teoría de fuerza y la ley de selva de EE.UU. no surten ningún efecto en el trato con aquélla.

    Los importantes medios de prensa del mundo insisten en que “resultó frustrada la política sobre Corea de la administración Obama”, “hay que reconocer oficialmente al Norte de Corea como Estado nuclear y tratarlo de la misma manera que otras potencias nucleares”, “si el ganador de las elecciones presidenciales no cambia la dirección de su política para el problema nuclear norcoreano, EE.UU. seguirá dando cabezazos en la pared”.

    Vale la pena que EE.UU. piense con juicio prestando oídos a tal opinión pública que se extiende hasta al interior de la capa gobernante.

    Ya llegó el tiempo en que EE.UU. decida la manera de tratar a la potencia nuclear del Oriente.

 

KCNA

Esta entrada fue publicada en KCNA, KHED DPRK RPDC, USA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EE.UU. debe cambiar su política sobre Corea

  1. Pingback: EE.UU. debe cambiar su política sobre Corea – Diario Octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s