El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, dirigió en el terreno el entrenamiento de los combatientes del batallón de operación especial, adscrito directamente a la unidad 525 del EPC.

En el puesto de vigilancia, él escuchó el parte sobre los preparativos de movilización de los efectivos y equipos y el plan de ejecución de los ejercicios.

El Comandante Supremo dio la orden de iniciar el entrenamiento.

Mirando a los combatientes valientes que cumplen de modo independiente y con iniciativa sus misiones de combate aniquilando los blancos específicos del enemigo, dijo sonriente que ellos son muy bravos y los enemigos no tendrían el tiempo ni para esconderse siquiera, lejos de ofrecer la resistencia.

Apreció mucho a los oficiales de mando y los combatientes que convirtieron la unidad en las filas de combate capaces de exterminar a los enemigos.

Para realizar intrépidas acciones de combate tomando toda la extensión geográfica surcoreana como teatro operacional, los combatientes del batallón deben librar con mayor intensidad y en un ambiente de batalla real los ejercicios de marcha, tiro, natación y los otros para superar los obstáculos naturales y adquirir la capacidad de sobrevivir a la intemperie y prepararse así como maestros de la batalla guerrillera.

Presentó las tareas estratégicas que se presentan en los preparativos de combate del EPC y el incremento de su combatividad.

Se reunió con los combatientes participantes en el entrenamiento y les elogió mucho por haberlo cumplido con éxito.

Entregó el binóculo y el fusil automático al batallón y se retrató junto con ellos.

KCNA