Según los medios de prensa surcoreanos, se ha revelado el hecho de que Ban Ki Sang, hermano menor de Ban Ki-Moon, y su hijo cometieron sobornos en otros países mientras Ban Ki-Moon ocupaba el cargo del secretario general de la ONU.

    Dicen que se cometió tal soborno en el año 2014 al vender un rascacielos perteneciente a la empresa de Kyongnam que se hallaba en Vietnam.

    En estos últimos días se descubrieron uno tras otro casos en los que Ban Ki-Moon recibió decenas de miles de dólares de un empresario y su hijo disfrutó de un tratamiento favorecido de un monopolio, lo que hace reconocer los defectos de esa familia.

KCNA