“¡Servir al pueblo!”, gran principio de KIM JONG IL

kimjongil108

Toda la vida del Dirigente Kim Jong Il estuvo regida por esta divisa. Su credo se resume a que si en el mundo existe un ser todopoderoso, ese es el pueblo y no Dios; el pueblo le da razón de ser al país y a la patria; y han de bajar las estrellas del cielo y cultivar flores sobre una roca, si lo desea el pueblo.

En cuanto a un producto que veía, él se alegraba mucho al saber que este gustaba a los habitantes y, cuando se informaba de cómo marchaban la construcción de viviendas o la gestión de las fábricas, se interesó primero por las condiciones de vida de los pobladores o las de trabajo de los obreros en un intento de proporcionarles provechos.

Era en abril de 1964 cuando el Dirigente visitó la Central Hidroeléctrica Juventud de Kanggye en vísperas de su inauguración. Subiendo por la larga escalera de caracol que conducía a la cabina de distribución eléctrica, dijo que los empleados se sentirían mareados subiendo y bajando por ella, que no valía nada tal cosa que les diera incomodidades, por más que fuera singular y de forma novedosa, y que se debía determinar si era bueno o malo en consideración a los convenientes de los trabajadores.

En su visita a una fábrica en diciembre de 1998 se preocupó por la salud de un mecánico, estimando la temperatura del lugar de trabajo. Sugirió que a la hora de construir una industria se debía pensar antes que todo en los obreros y no había nada más importante que garantizarles mejores condiciones de vida y trabajo. Y recomendó trasladar el lugar de trabajo a la templada y agradable área para el almacenamiento de productos.

Diciendo que cuanto más duramente él trabajara, tanto más holgada se hará la vida de los habitantes, siempre estuvo en el viaje de trabajo con la disposición de servirles con abnegación.

kimjongil-kcna10Un día, se dirigió a una remozada fábrica avícola, muy satisfecho al conocer que ésta normalizaba su producción contribuyendo a la mejora de la vida poblacional, y en un poblado rural compartió alegría con los granjeros que se mudaban a nuevos hogares. Durante su recorrido a una planta hidroeléctrica que se construía en la región septentrional del país tomó una medida de anteponer la construcción de viviendas para los poblados a la de la central.

Considerando la felicidad del pueblo como su máxima alegría, continuó intensos viajes por las unidades militares, fábricas, campos y zonas costeras, mientras planteó ambiciosos proyectos para solventar la escasez de la electricidad, lograr en alto nivel la electrificación de todo el país e imprimir un nuevo ascenso en el desarrollo agrícola.

Dirige sobre el terreno la construcción de la Central Hidroeléctrica Juventud de Anbyon.

Dirige sobre el terreno la construcción de la Central Hidroeléctrica
Juventud de Anbyon.

Las creaciones monumentales que contribuyen al fomento de la vida del pueblo y los colosales sucesos que propician un gran salto en la construcción de la patria poderosa y próspera, entre ellos las centrales hidroeléctricas de tamaño mediano y pequeño levantadas a lo largo y ancho del país, el acondicionamiento de cientos de miles de hectáreas de terrenos cultivables y los canales de riego por gravedad, resultan frutos de las profundas meditaciones y actividades entusiastas del mandatario.

El 15 de diciembre de 2011, en los últimos días de su vida, el Dirigente visitó el Centro Comercial del Reparto Kwangbok en vísperas de su inauguración. En su recorrido por varios puntos de la tienda tomó todos los remedios necesarios, refiriéndose a la necesidad de asegurar infaliblemente cuanto demanda el pueblo. Y apuntó que brindar más y mejores cosas a los habitantes constituía una inalterable voluntad y decisión del Partido del Trabajo de Corea y que los funcionarios debían ser genuinos servidores del pueblo que piensan siempre en él y se interesan más por su vida.

Las imperecederas hazañas del Dirigente Kim Jong Il quien se empeñó con total entrega en beneficio del pueblo resultan inapreciables semillas y frutos de la dicha y anticipan el luminoso porvenir en que se levantará una potencia socialista.

Por tanto, el pueblo coreano lo sigue con fervorosa veneración y creciente añoranza cantando la Canción de amor al pueblo que describe que toda la vida del Dirigente, con una extensión equivalente a la del mar y con una altura que llega al cielo, ha sido únicamente para el pueblo.

Naenara

Esta entrada fue publicada en Juche, KHED DPRK RPDC, Kim Jong Il, Naenara. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s