Según trascendidos en Seúl, la “Corte Constitucional” del Sur de Corea sentenció el día 10 la dimisión de Park Geun-hye en medio de la enérgica lucha multitudinaria del pueblo surcoreano por destituirla.

    Al cabo de la investigación de juicio de 3 meses sobre la moción de dimisión de Park, aprobada el 9 de diciembre del año pasado en la “Asamblea Nacional”, la Corte Constitucional decidió este día la dimisión con el consentimiento unánime de 8 jueces.

    Así, Park fue depuesta del cargo “presidencial” cuando le falta un año para cumplir su mandato y será sometida a la pesquisa intensa como delincuente común.

KCNA