Si EE.UU. atenta, aunque en lo mínimo, contra la República Popular Democrática de Corea, todos los uniformados y habitantes coreanos iniciarán sin vacilación alguna la justa guerra por la reunificación de la patria.

    Así declara el diario Rodong Sinmun en un comentario individual divulgado este sábado y continúa:

    Ahora, los belicistas norteamericanos, incapaces de remediar las consecuencias, actúan histéricamente movilizando todas sus propiedades estratégicas nucleares.

    Nuestro ejército y pueblo no se asustan ni un comino ante los bombarderos estratégicos y portaaviones nucleares de EE.UU.

    Pasó una vez por todas la época en que el imperio amenazaba con armas nucleares a la RPDC que no siente ningún pavor al primero.

    Lo ridículo del caso es que EE.UU. involucra a sus satélites en los ejercicios de guerra como última apuesta para atropellar a la RPDC.

    Intenta ocupar la RPDC en alianza con Japón y los títeres surcoreanos y lleva la situación de la Península Coreana al borde de explosión con sus provocaciones intencionales contra ella.

    Es decir, la hostilidad anti-RPDC entra ahora en la etapa de acción sobrepasando el límite de amenaza y chantaje.

    La RPDC no se comprometerá a nada puesto que EE.UU. se le abalanza con armas.

    Ella tiene el derecho legítimo a responder con el ataque preventivo al estilo coreano y la justa guerra por la reunificación de la patria a las acciones bélicas y provocaciones en su contra.

 

KCNA