Manifestando el poderío de las fuerzas armadas insuperables

El 25 de abril de este año se cumple el aniversario 85 de la fundación del Ejército Popular de Corea.

En estos años el EPC se ha convertido en una indestructible fuerza armada que garantiza fidedignamente la seguridad del país y la victoria en la construcción de una potencia socialista.

Todo el ejército es fuerte en la ideología y la convicción y poseedor del espíritu de defender a ultranza al Líder.

Si el EPC ha podido crear y glorificar la tradición de victorias en múltiples adversidades, esto se debe a que ha tomado como su misión defender a vida o muerte al Líder. En el mundo no existe otro alguno como el EPC, cuyos integrantes están firmemente convencidos de que la patria significa el Líder y el triunfo de la revolución reside en defenderlo, siguen a su Comandante Supremo como pilar de su existencia y destino y forman un cuerpo integral con él, con la resuelta determinación de sacrificarse en aras de aquel. En su seno se han establecido un sólido sistema de mando y ambiente militar de que todos los oficiales y soldados actúan como un solo hombre bajo la orden del Comandante Supremo y predominan los vínculos de unidad monolítica bajo los cuales todos ellos forman un contingente de genuinos compañeros con el Comandante Supremo en su centro y comparten la vida o muerte con él. Con esto se explica la razón por la que surgieron Kil Yong Jo y los militares del pico Muje que ofrendaron la vida para defender a su líder.

Gracias a la identificación de todo ejército con la idea revolucionaria del Líder, los militares consideran a esta como su cosmovisión y la lealtad hacia él como primera razón de su existencia, y se desempeñan como vanguardias de la ejecución de la causa del Partido enarbolando la consigna: “¡Luchemos a riesgo de la vida por el estimado Comandante Supremo, compañero Kim Jong Un!”.

El EPC se ha desarrollado como una invencible fuerza versada en las estrategias, tácticas y métodos de guerra de Kim Il Sung y Kim Jong Il, dispuesta a cumplir cualquier operación y misión y dotada con potentes medios de ataque y defensa que le permiten hacer frente a cualquier tipo de guerra moderna. Todos los militares, con la audaz determinación de derrotar de un golpe a los agresores que se atreven a violar nuestra soberanía y derecho a la existencia, se preparan como competentes soldados que dominan modernas técnicas militares, como combatientes que poseen una puntería certera y complexión fuerte y son capaces de combatir cada uno a cien enemigos, enarbolando la consigna “¡El entrenamiento es también un combate!”. Las armas nucleares de gran precisión y reducido tamaño y otros medios de disuasión de guerra de carácter autodefensivo del EPC para el fortalecimiento del potencial de defensa nacional sirven de un fuente principal que garantiza la seguridad del país y la paz de la región a que este pertenece.

El EPC forma un solo cuerpo con el pueblo.

Los habitantes ayudan con sinceridad a los militares como si fueran sus familiares, mientras ellos consideran a aquellos no solo como a sus padres y hermanos sino también como a sus compañeros de armas revolucionarios con los que comparten la vida y la muerte, la alegría y las penas, combatiendo en la misma trinchera, y se sacrifican en aras de su bienestar y bienes. El ejército que compone un todo con el pueblo logra saltos e innovaciones a lo largo y ancho del país, en tanto que se mantiene en pleno estado de alerta y se pone de pie con el ímpetu arremetedor, una vez creada la situación tensa debido a las maniobras de los imperialistas acaudillados por EE.UU. Bajo la consigna “¡Encarguémonos tanto de la defensa de la patria como de la construcción socialista!”, realiza grandes méritos que asombran al mundo, en sus abnegados esfuerzos por materializar el legado del Líder y la política del Partido, y se sitúa a la delantera en el empeño por hacer realidad el proyecto del Partido del Trabajo de Corea de construir una potencia económica. En este curso se lograron éxitos contundentes mediante la colaboración militar-civil en las regiones de la provincia Hamgyong del Norte que sufrieron daños por los diluvios, y se levantaron muchos establecimientos docentes, culturales y de servicios y lugares de reposo para los habitantes, entre otros, el Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu, la Estación de Esquí de Masikryong, el Club de Equitación de Mirim, el reparto de científicos Mirae, el Palacio de Ciencias y Tecnología y la avenida Ryomyong.

Hoy todos los oficiales y soldados del EPC, unidos compactamente en torno al Comandante Supremo Kim Jong Un, están firmemente decididos a hacer gala del poderío de las fuerzas armadas insuperables y anticipar la reunificación del país y la victoria final de la causa revolucionaria del Juche.

Naenara

Esta entrada fue publicada en EPC, KHED DPRK RPDC, Naenara, PTC, Songun. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s