El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores advierte a las autoridades japonesas

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 29 una declaración que sigue:

    Nuestras medidas para el aumento de fuerzas armadas nucleares constituyen el ejercicio del legítimo derecho a la autodefensa de un Estado soberano destinado a poner punto final a las crecientes maniobras de guerra nuclear de Estados Unidos y a garantizar la paz y estabilidad de la Península Coreana y la región.

    Sin embargo, Japón se porta mal describiéndolas como “amenaza” y “provocación”.

    Durante la Cumbre del G-7 recién efectuada en Italia, el mandatario japonés dijo que ahora no es el tiempo de dialogar con la RPDC sino el de presionarla y destacó la necesidad de ejecutar consecuentemente la “resolución de sanción” y adoptar la nueva.

    Mientras tanto, el director del Secretariado del Gabinete, el canciller y otros ministros japoneses reclaman uno tras otro la llamada “sanción independiente” adicional contra la RPDC.

    La atmósfera de presión y sanción anti-RPDC, que crea Japón aquí y allá, persigue el malsano objetivo de aprobar a toda costa una ley fascista pretextando la supuesta “amenaza” proveniente de la RPDC y preparar la justificación legal para poder dar acicate a la militarización.

    Ahora se escuchan tanto entre los habitantes como en el círculo político de Japón las voces que rechazan las maniobras de las fuerzas derechistas para convertir el país en el Estado bélico al enmendar la “Constitución pacifista” como la de guerra y para transformar a la manera fascista todo el territorio japonés manteniéndolo bajo la red de vigilancia so pretexto de “medida antiterrorista”.

    Son una tontería las desesperadas tentativas de las autoridades japonesas de resucitar el militarismo y realizar la ambición de reagresión acusando nuestras medidas de autodefensa de “provocación” y “amenaza”.

    No toleramos nunca y tenemos en cuenta el hecho de que Japón abulta su expediente criminal cuestionando hasta el ejercicio de nuestra soberanía, lejos de arrepentirse de sus tremendos crímenes cometidos en el pasado contra el pueblo coreano.

    Como ya hemos declarado, seguiremos fabricando mucho más armas y medios de ataque nuclear superprecisos y diversificados hasta que Estados Unidos y sus satélites se vuelvan en sí y tomen la opción correcta.

    Hasta ahora, están dentro de la mira de nuestras fuerzas estratégicas sólo los blancos militares agresivos de EE.UU. enclavados en el archipiélago japonés.

    Pero, si el país isla sigue hostilizando a nuestro país adhiriéndose hasta el final a EE.UU. sin justipreciar la realidad, nos veremos obligados a cambiar nuestros objetivos.

KCNA

Esta entrada fue publicada en Japon, KCNA, MINREX. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s