Desde las 7:46 hasta las 20:40 del 26 de mayo, un dron de espionaje del Sur de Corea incursionó 4 veces en lo profundo del cielo jurisdiccional de la RPDC mientras sobrevolaba la zona candente del Mar Oeste y sus alrededores.

    Esta provocación de los belicistas del círculo militar surcoreano resulta más grave porque coincide con que los imperialistas yanquis trasladaron los 4 drones Global Hawk y más de 100 personas incluso los pilotos de la isla Guam a la base aérea de Yokota en Japón, cercana a la RPDC, bajo el pretexto de evacuarse del tifón.

    La nueva aventura militar parte del siniestro intento de frustrar la creciente demanda de la sociedad surcoreana sobre la mejora de relaciones íntercoreanas y desatar a toda costa la guerra de agresión contra la parte connacional en adhesión a las maniobras agresivas del patrón norteamericano.

    El presente caso de provocación de los belicistas títeres surcoreanos, que causan la escalada de tensión en la Península Coreana pese a la reiterada advertencia de la RPDC, producirá la implacable reacción de venganza del Ejército Popular de Corea.

KCNA