Jon Sung Ho comenta las “4 bases” de la política yanqui sobre la RPDC

Jon Sung Ho publicó la víspera un comentario intitulado “Revelando el carácter engañoso y astuto de las ‘4 bases’ de la nueva política de la administración Trump sobre Corea”.

    Tras estudiar durante varios meses pasados los proyectos de opción para solucionar el “problema nuclear del Norte (de Corea)”, la administración Trump definió finalmente la “máxima presión e intervención” como la política sobre la RPDC, y recientemente, dio a la publicidad las “4 bases” que la concretan, recordó Jon y continuó:

    Entre las “4 bases”, firmadas oficialmente por el mandatario estadounidense, la primera es no reconocer a la RPDC como país poseedor de armas nucleares; la segunda, recrudecer todas las formas de sanción y presión; la tercera, no impulsar el “cambio del poder del Norte” y la cuarta, resolver finalmente el problema mediante el diálogo.

    Estas bases no pasan de ser un vergonzoso producto anticuado.

    La primera base no puede calificarse de una “política”, sino deviene una queja de quien está en dilema.

    La RPDC poseyó armas nucleares no para el reconocimiento de alguien, sino para defender su dignidad y soberanía desde la amenaza nuclear proveniente de Estados Unidos.

    Para colmo, nuestros artefactos no desaparecerán aunque no los reconozcan otros.

    El hecho innegable es que ya no podrá lograrse el sueño por la “renuncia nuclear del Norte” y se hizo más firme la posición estratégica de la RPDC.

    Vamos a hablar de la segunda base referente al fortalecimiento de la sanción y presión que no valen nada para la RPDC.

    Cuanto más se recrudezca la presión anti-RPDC de los enemigos, tanto más se fortalecerá el poderío espiritual de la RPDC.

    Los cada día más crecientes alborotos de sanciones y presiones anti-RPDC de las fuerzas hostiles nos hacen confirmar la seguridad de que estamos avanzando y triunfando.

    La tercera base contiene oficialmente las palabras implorantes de las altas figuras norteamericanas de que “No perseguirán el cambio del poder norcoreano. Créalo por favor”.

    En el reverso de la promesa de “descartar el cambio del poder”, está la amenaza y chantaje de bandido.

    Quiere decir que si la RPDC no depone el arma nuclear, no vacilará en agredirla y derrocar su régimen.

    Sabemos muy bien cómo defender nuestro régimen.

    Es decir, debemos fortalecer la capacidad de autodefensa al fabricar mucho más armas poderosas y medios de ataque nuclear del tipo Juche, con los cuales podremos imponer el pavor y muerte a los agresores que intentan atentar contra la soberanía y el régimen de la RPDC.

    Se puede decir que la cuarta base es el último recurso contradictorio a que se apela la administración Trump empantanada en dilema.

    En el normal proceso de solución del problema, el artículo “diálogo” debe situarse en la primera posición de las llamadas “4 bases”. Al contrario, aparece en el último lugar con el adverbio “finalmente”.

    Es que luego de doblegar a la RPDC mediante la máxima presión y sanción, EE.UU. sacará a ella a la mesa de diálogo para imponerle firmar el acta de capitulación.

    Entonces, ¿sería posible la comunicación mutua entre el hombre y la bestia cuando EE.UU. considera el diálogo como continuación de la presión, confunde nuestra arma nuclear, más valiosa que la vida, como materia de regateo y no deja sus ambiciones agresivas?

    Con las “4 bases” de la política sobre la RPDC, se conocieron la limitada capacidad intelectual y la estrecha visión del equipo de elaboradores de la política de la Casa Blanca.

    Aunque EE.UU. y otras fuerzas hostiles se obstinen en no reconocerlo, no se afloja la posición de la RPDC, innegable potencia nuclear, y se acelerarán la diversificación y el mejoramiento de sus fuerzas armadas nucleares a una velocidad tremenda que asustarían los agresores y provocadores.

    Nadie puede frenar el incremento de las fuerzas armadas nucleares estatales que impulsamos en virtud de la gran línea de desarrollo paralelo de la construcción económica y la de fuerzas armadas nucleares.

KCNA

Esta entrada fue publicada en EPC, KCNA, KHED DPRK RPDC, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s