Lanzamiento del Hwasong-14, apoyo para la paz mundial

Por: Manuel Arismendi, periodista y el Delegado Oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea (KFA)

El exitoso lanzamiento del Hwasong-14 demuestra la firme voluntad de la República Popular Democrática de Corea para apoyar y consolidar la paz mundial. Hoy más que nunca la estabilidad del mundo y su seguridad dependen de que este país avance en su propio camino de libertad y autodeterminación, lo que podemos advertir en diferentes campos, tales como el de la defensa, diálogo entre los pueblos, independencia y paz mundial.

Defensa

La República Popular Democrática de Corea nunca ha movilizado tropas para invadir ni someter a ningún pueblo en el mundo, ya que el diálogo entre las naciones es una de sus prioridades en la diplomacia que desarrolla. La RPD de Corea jamás, en toda su historia, ha enviado tropas invasoras a otras naciones soberanas como sí lo ha hecho Estados Unidos, régimen que de forma oprobiosa derrama sangre, y como se sabe, donde hay una embajada yanki, siempre habrán posibilidades de golpe de Estado si el país de turno no baila al ritmo de Washington y de sus brazos políticos: Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, entre otras de sus sucursales, además de sus satélites.

Diálogo entre los pueblos

El apoyo entre las naciones es fundamental. Siempre con el respeto debido se puede avanzar en una colaboración mutua. La RPD de Corea sostiene que tanto la amistad como el trabajo cooperativo en materia económica y social, entre otras, debe nacer desde la asociatividad y no desde la propiedad privada de los medios de producción, los que deberían ser de los Estados, de sus pueblos, y de sus trabajadores.

Independencia

En el campo de la amistad internacional, la RPD de Corea siempre ha privilegiado las relaciones entre pares, respetando la igualdad de condiciones. La independencia es parte de la matriz que impulsa la Idea Juche, ya que sin ella no tienen sentido las relaciones entre los pueblos, aspecto que ha vulnerado endémicamente el imperialismo norteamericano, el que de no encontrar una devota sumisión, procede a la destrucción de los pueblos y de sus procesos sociales, y de esto podemos enumerar los golpes de Estado a lo largo de la historia de los Estados Unidos, un país que ha estado en guerra desde su creación y que ha llevado hambre, muerte y destrucción a todo el mundo. Por poner algunos ejemplos, asistimos a las bravuconadas del presidente norteamericano, Donald Trump, el que amenaza a la República Popular Democrática de Corea, Venezuela, a la República Islámica de Irán de forma abierta, y tiene bajo sitio a Irak, Afganistán, Libia, Yemen y Siria.

Paz mundial

Debido a que la RPD de Corea cree en los procesos de autodeterminación de todos los pueblos del mundo, y propende a tal bajo el lema “pueblos del mundo, uníos” es que nunca ha enviado tropas a ningún país como lo ha hecho por defecto Estados Unidos. Tampoco la RPD de Corea ha atacado de forma flagrante a otros países como ocurrió en Hiroshima y Nagasaki. No obstante, se ha establecido una campaña para denostar a la RPD de Corea, como si representara la verdadera amenaza a la paz mundial, obviándose el dato que Estados Unidos ha llevado a cabo 1131 pruebas nucleares, muchos de los cuales han sido realizados fuera de su territorio, llevando la radiación a todo el mundo. La RPD de Corea ha realizado todas sus pruebas en su propio territorio, nunca ha ido a contaminar a nadie, como sí lo ha hecho Estados Unidos o Francia.

Como corolario se puede afirmar que la RPD de Corea nunca va a iniciar un ataque contra otro país. Su poder nuclear es netamente defensivo, si no estaríamos asistiendo a un holocausto nuclear que acabaría con el mundo tal como hoy lo conocemos.

El lanzamiento del Hwasong-14 viene a significar un avance sustancial como garante de la paz evitando que el imperialismo norteamericano haga lo mismo en la RPD de Corea como lo ha hecho con otras naciones azotadas por el amor al dinero de Washington, y que busca implantar una dictadura capitalista como lo ha hecho en el sur de Corea, donde todavía hay tropas extranjeras norteamericanas vulnerando la soberanía de ese país, a lo que se suma la instalación del muro implantado unilateralmente por los títeres surcoreanos, a espaldas de toda la nación coreana con la asistencia de los Estados Unidos, quienes realizan ejercicios militares provocativos y toda clase de artilugios que mantendrán a la península coreana siempre bajo tensión. Si las tropas norteamericanas se retiran, la paz en esta zona podrá imperar, mientras tanto lo que veremos siempre será una sucia campaña de desinformación y tergiverzación contra el proceso popular coreano.

La posibilidad de una guerra nuclear estará siempre vigente gracias al roce constante proveniente de los Estados Unidos. La contracara de ello reside en la RPD de Corea, que ha recurrido al disuasivo pacífico y netamente defensivo nuclear, el que jamás será utilizado para atacar, sino sólo para defenderse.

Es menester de la RPD de Corea velar por su independencia, seguridad de su pueblo e impedir que el imperialismo norteamericano incendie el planeta.

Esta entrada fue publicada en EPC, KFA, KHED DPRK RPDC, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s