Según la cadena surcoreana KBS, murió el día 9 un soldado de la unidad del ejército títere surcoreano, estacionada en Phaju de la provincia de Kyonggi.

A la madrugada de ese día, se descubrió el cadáver del soldado quien había recibido balazo en su cabeza cuando estaba de guardia en la Línea de Demarcación Militar a las órdenes de sus superiores enfrascados en el enfrentamiento fratricida.

 

KCNA