El Frente Democrático Nacional Antiimperialista condena el disparate de Trump

El Comité Central del Frente Democrático Nacional Antiimperialista (FDNA) publicó el día 28 una declaración de condena al mandatario estadounidense que se ha referido en la arena de la Asamblea General de la ONU a la “destrucción total” de la RPDC.

El territorio coreano vibra de la indignación nacional a Trump que intenta provocar la imperdonable guerra de agresión contra toda la nación coreana hablando de la “destrucción total del Norte de Corea”, comienza el documento y prosigue:

Trump usó en la escena de la ONU, conocida como espacio de debate de la paz y seguridad del mundo, esa expresión violenta para difamar al Norte de Corea, Estado soberano, y restar su posición estratégica.

En nombre de todo el pueblo, condenamos categóricamente esa chismografía escalofriante calificándola de declaración de exterminio masivo para devastar no sólo el Norte, sino toda la Península Coreana y extinguir a la nación coreana.

El comportamiento de Trump, quien actúa sin la lógica elemental y decoro de la autoridad de la autoproclamada “superpotencia”, es el clímax de locura de que se avergonzarían hasta los connotados gángsteres políticos de diferentes latitudes del mundo como Hitler, Mussolini, Nixon y Bush.

Lo peligroso del problema reside en que las tonterías de Trump sobre la “destrucción total” y “destrozo”, pronunciadas en la escena de la ONU, no son palabras improvisadas del maníaco viejo, sino la expresión íntegra de la política de la administración norteamericana sobre el Norte y la Península Coreana.

La palabra “destrucción total” no parte simplemente de la política hostil de EE.UU. sobre el Norte y del intento de exterminar a la población norcoreana sino obedece al plan de matar a todos los coreanos y devastar todo el territorio coreano.

No importa que fueran eliminados todo el pueblo, toda la nación y todo el territorio de Corea para los intereses de EE.UU., he aquí la intención de la camarilla de Trump y la política de EE.UU.

La conducta de la banda de Trump, deseosa de eliminar de la Tierra a la Península Coreana y toda la nación coreana, y los actos de las actuales autoridades surcoreanas, que siguen ciegas a la primera, hacen presentir tremendos flagelos de la guerra nuclear que llegará pronto.

Ahora, el pueblo surcoreano, hallado bajo las botas de tropas norteamericanas, corre el peor peligro de guerra y la crisis de extinción.

Todo el pueblo debe condenar fuertemente la locura de Trump y movilizarse generalmente en la lucha sagrada para frustrar tajantemente la campaña bélica anti-Norte de EE.UU.

Bien consiente de la siniestra ambición de EE.UU. de devastar la Península Coreana, expresada en el disparate de Trump, tiene que dinamizar la lucha de todo el pueblo por rechazar al imperio americano, cerrar sus bases militares y expulsar a sus tropas ocupantes del suelo surcoreano.

Unidos monolíticamente, todos los habitantes deben lograr la victoria final de la batalla decisiva antiyanqui al exterminar a los agresores y vendepatrias.

Esta entrada fue publicada en KCNA, KHED DPRK RPDC, ONU. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s