De acuerdo con un funcionario correspondiente, hasta la fecha, más de un millón 220 mil coreanas solicitaron alistarse al Ejército Popular de Corea o repetir el servicio militar con la decisión de eliminar de este planeta al imperialismo yanqui que anuncia hasta en la arena de la ONU “destruir totalmente” a la digna República Popular Democrática de Corea.

Jong Ok Sun, ciudadana del capitalino municipio de Rangnang, dijo a la ACNC que ella también solicitó incorporarse al EPC, y prosiguió:

Al escuchar el disparate de Trump, supe con toda claridad la verdadera intención de EE.UU. que durante más de 70 años de la ocupación del suelo surcoreano, impuso a la nación coreana los desastres de guerra y viene recurriendo a los ejercicios de guerra contra la RPDC y a la campaña para aislarla y atropellarla.

Lo que pretende EE.UU. no es destruir sólo nuestro territorio, riquezas, idea y régimen sino acabar con decenas de millones de nuestras vidas.

Quiero matar con el fusil a los enemigos que se portan como perros rabiosos para atacar nuestros hogares felices e hijos adorados.

La ciudadana de Nampho, Kim Hye Gyong, expresó como sigue al mismo medio:

Hace dos años, parí trillizos en la Casa de Maternidad de Pyongyang por 448ª vez en la historia de este centro asistencial.

Cada vez que veía a mis niños creciendo sanos beneficiándose de las políticas populares del partido y el Estado, me sentías más decidida a dedicar todo lo mío por defender nuestro régimen.

Para vivir dignamente ante mis hijos, me pondré al frente de defensa de la patria.

KCNA