Comunicado de la Representación Permanente de la RPDC sobre las sanciones

La Representación Permanente de la República Popular Democrática de Corea ante la Oficina de la ONU y las organizaciones internacionales en Ginebra publicó el día 2 el siguiente comunicado:

Un comunicado de prensa publicado el 27 de octubre por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos mencionó que las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra la República Popular Democrática de Corea tienen el impacto negativo en la vida poblacional.

La actual campaña de sanción y presión brutales, patrocinada por EE.UU. contra la RPDC, constituyen la violación de DDHH y el genocidio de versión contemporánea y despiertan la atención y condena de la comunidad internacional porque amenazan e impiden el disfrute de DDHH por el pueblo coreano en todos sus sectores.

Las “resoluciones de sanción” anti-RPDC, que fueron adoptadas ilegalmente a favor de los intereses y bajo la coacción de ciertos países, son ilegítimos e inauditos documentos anti-DDHH que contravienen a los principios universales de la ley internacional en su base legal, motivación y contenido.

Bajo el pretexto de implementación de las “resoluciones de sanción”, algunos países flojos bloquearon el envío a la RPDC de los equipos médicos y medicinas para el tratamiento de los pacientes y para la salud de madres y niños e incluso, obstaculizan la producción de equipamiento educacional y alimentos nutricionales para la infancia.

La despreciable campaña de sanción y presión de las fuerzas hostiles han causado también la situación anormal en que resultó abortada o reducida la mayoría de las actividades de asistencia de las organizaciones humanitarias internacionales que continuaron por más de 20 años en la RPDC.

La aplicación indiscriminada de sanciones contra la RPDC en total desprecio a la ligera referencia de la “resolución de sanción” del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíbe cualquier acto que afecte la vida poblacional y las actividades humanitarias, representa la violación flagrante de DDHH que infringe los principios de humanitarismo y los tratados internacionales de la misma materia, inclusive el Convenio sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención de Derechos de la Infancia y la Convención de Eliminación de Todas Formas de Discriminación contra la Mujer.

Si la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH y otros mecanismos de DDHH están interesados realmente en los esfuerzos internacionales por la promoción y protección de DDHH, ellos deberían incorporarse a los movimientos para rechazar y poner punto final a los actos inhumanos de sanción y presión, patrocinados por EE.UU., y las violaciones bárbaras de DDHH encaminadas a derrocar el sistema estatal y social del Estado soberano, en lugar de cuestionar el inexistente “problema de DDHH” de la RPDC.

Todos los actos de sanción, que van en contra de la promoción y protección de DDHH en la arena internacional y del adorable ideal de humanitarismo, no pueden ser justificados en ningún caso y todos los tipos de sanciones anti-DDHH e inhumanas deben ser terminados inmediata e incondicionalmente.

 

KCNA

Esta entrada fue publicada en KCNA, KHED DPRK RPDC, ONU, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s