El Comité Nacional Coreano para la Paz ha enviado la carta que a continuación reproducimos:

Queridos amigos,

Saludos cordiales desde Pyongyang.

Los Estados Unidos están realizando del 4 al 8 de diciembre el mayor ejercicio aéreo hasta ahora con sus secuaces surcoreanos teniendo como objetivo a la RPDC.

Más de 230 aviones de las bases de la fuerza aérea de EEUU en Japón y Corea del Sur, incluidos sus últimos cazas furtivos F-22, F-35A y F-35B y el bombardero nuclear estratégico B-1B, que son los principales activos estratégicos que participan en las maniobras. Las fuerzas títeres de Estados Unidos y Corea del Sur afirman que el simulacro será “el más grande jamás realizado para destruir 700 objetos primarios del Norte, incluidas instalaciones nucleares y bases de misiles” y que servirá como “presión máxima en el Norte”.

Recientemente, los Estados Unidos organizaron simulacros de guerra nuclear en los mares de Corea mediante la movilización de 3 fuerzas de ataque de portaaviones y han vuelto a incluir a la RPDC como un “estado patrocinador del terrorismo”. En este sentido, este simulacro aéreo conjunto es una grave provocación militar que empujará la ya aguda situación en la península de Corea al borde de una guerra nuclear.

La situación demuestra claramente que Estados Unidos y los maníacos de la guerra del Sur de Corea son simplemente agresores y provocadores que rompen la paz y la estabilidad en la península coreana y en la región y que la RPDC fue totalmente justa cuando decidió fortalecer su disuasión bélica en todos los sentidos.

Creemos firmemente que vosotros, amantes de la paz y la justicia, identificaréis quién promueve la guerra nuclear en la península de Corea y extenderéis vuestro sincero apoyo y solidaridad al pueblo coreano en su lucha por salvaguardar la soberanía del país.

Atentamente,

Comité Nacional Coreano para la Paz