Portavoz del MINREX condena los disparates anti-RPDC de los políticos estadounidenses

En exclusiva con la ACNC concedida el día 6 en relación con que últimamente, las altas figuras políticas de EE.UU. pronuncian palabras provocativas a la República Popular Democrática de Corea, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio la siguiente respuesta:

Mientras se libra en la Península Coreana el ejercicio aéreo conjunto de mayor dimensión de la historia contra nuestro país, los políticos estadounidenses de algo rango dan por estos días los movimientos sospechosos como decir por turno disparates belicosos.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y un senador republicano dijeron que se aumenta cada día la “posibilidad de guerra con el Norte de Corea”, se cerca cada vez más a la opción de “ataque preventivo” y hay que evacuar a los familiares de las tropas norteamericanas estacionadas en el Sur de Corea.

En cuanto a ese discurso conflictivo, no cabe otra interpretación que se trata de un mensaje de que la RPDC debe prepararse para el estallido de guerra en la Península Coreana.

Para colmo, el director de la CIA incurrió en otro acto provocativo acusando atrevidamente hasta a la Dirección Suprema, corazón de nuestro país.

Este hecho es una expresión de la astuta intención de EE.UU. de obligarnos a tomar la medida de reacción intransigente y provocar a toda costa, tomándola por pretexto, la guerra nuclear en la Península Coreana.

Debido a las alocuciones belicosas de las altas figuras políticas de EE.UU. que se escuchan justamente cuando los seguidos ejercicios de guerra nuclear de gran dimensión crean en la Península Coreana un estado supertenso que puede extenderse a la guerra en cualquier momento, ésta se va haciendo ya un hecho consumado y lo único que falta es cuándo se desatará ella.

Las palabras belicosas de los colaboradores cercanos de Trump y sus imprudentes movimientos militares evidencian que la actual administración norteamericana está pasando en orden por las etapas de acción para provocar, cueste lo que cueste, la guerra en la Península Coreana.

El mundo deberá distinguir bien quién es el responsable de agravación de la situación de la Península Coreana y quién es el que perturba la paz y la estabilidad del mundo.

EE.UU. anuncia casi todos los días la guerra nuclear en la Península Coreana, hecho que hace levantarnos la guardia.

No deseamos la guerra, pero jamás la eludiremos. Si EE.UU. desata por fin la guerra nuclear juzgando mal nuestra paciencia, le haremos pagarlo muy caro con nuestras inagotables fuerzas armadas nucleares que hemos consolidado hasta la fecha.

A EE.UU. le convendría actuar con control y prudencia si no quiere morirse quemado en el fuego prendido por sí mismo.

KCNA

Esta entrada fue publicada en KCNA, MINREX, USA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s