Estados Unidos, lejos de sacar la lección del incidente del barco “Pueblo”, se aferró a los ejercicios militares de carácter provocativo y, por otra parte, aumentó de continuo sus fuerzas armadas y las del ejército títere en Corea del Sur e introdujo en gran cantidad y variedad las armas sofisticadas y los materiales bélicos. El 15 de abril de 1969 introdujo en el espacio aéreo de la RPD de Corea el avión EC-121, el cual se despedazó a gran altura por un disparo de un avión del Ejército Popular de Corea.

El derribo del avión intruso fue una medida de autodefensa que concuerda completamente con las leyes internacionales y un castigo merecido a los invasores.

KCNA