El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quedó inaugurada el día 11 en Pyongyang la 8ª Conferencia de Industria Armamentista.

El cónclave hará balance de los éxitos y las experiencias, alcanzados en la lucha por materializar la política de industria armamentista del partido, y discutirá los problemas de medidas para abrir la era dorada del desarrollo de la autóctona industria de defensa nacional y poner de pleno manifiesto el poderío invencible de Corea socialista, levantando en alto la bandera de desarrollo paralelo de la construcción económica y de las fuerzas armadas nucleares.

Tomaron parte en la ocasión Thae Jong Su, No Kwang Chol, Jang Chang Ha, Jon Il Ho, Hong Sung Mu, Hong Yong Chil, los presidentes de los comités provinciales del PTC, los contribuyentes al exitoso lanzamiento de prueba de ICBM tipo “Hwasong-15”, así como los científicos, técnicos, los beneméritos laborales y funcionarios de los sectores de la investigación de ciencia de defensa nacional y la industria armamentista, quienes hicieron gran aporte al fortalecimiento del poderío de defensa del país, y los funcionarios y trabajadores de las unidades concernientes.

Cuando el Máximo Dirigente Kim Jong Un salió a la tribuna, todos los participantes le acogieron calurosamente.

En su informe, Thae Jong Su, miembro del Buró Político y vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, recordó que la historia de la industria bélica del país es la revolucionaria del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il y del PTC, y prosiguió:

El Presidente, quien preparó tempranamente en las llamas de la revolución antijaponesa la preciosa tradición de la construcción de autóctona industria de defensa nacional, presentó inmediatamente después de la liberación del país la orientación de construir su propia industria de defensa nacional y dirigió sabiamente la lucha por su realización estando en la fábrica de armas de Phyongchon antes que la Acería de Kangson, aun en las situaciones complicadas de la construcción de nueva patria.

Al considerar el fortalecimiento de fusil como asunto importantísimo del partido y la revolución y línea vital de la construcción de la potencia socialista, el Dirigente trajo cambios radicales en el desarrollo de la autóctona industria de defensa nacional mediante su destacada idea e incansable dirección.

Gracias a tener al Máximo Dirigente, la autóctona industria de defensa nacional acoge nueva era esplendido de su desarrollo.

El Máximo Dirigente presentó la línea estratégica de desarrollar paralelamente la construcción económica y de las fuerzas armadas nucleares y preparó la base jurídica para consolidar las fuerzas armadas nucleares, hecho que sirvió de un punto de viraje para convertir la patria en la potencia nuclear sin rival y adelantar la victoria final en la confrontación antiyanqui y en la construcción de la potencia socialista.

El pleno éxito obtenido en las dos pruebas de bomba H, ejecutadas con la decisión estratégica del Máximo Dirigente, las milagrosas victorias de la “Revolución 18 de Marzo”, la “Revolución 4 de Julio” y el 28 de julio y el gran triunfo del 29 de noviembre, constituyen júbilos nacionales y eventos históricos, que abrieron la era de cambios radicales del desarrollo de industria de defensa nacional y realizaron de modo brillante la aspiración anhelosa del pueblo coreano por tener la poderosa fuerza de defensa nacional.

El período, que data desde la séptima conferencia hasta hoy, fue los días llenos de victorias y glorias, en que se han confirmado la justeza y la vitalidad de la política del PTC de registrar considerables saltos asombrosos y centuplicar por todos los medios la fuerza de autodefensa con las fuerzas armadas nucleares como su núcleo.

Bajo la orientación del CC del PTC, la industria de defensa nacional del país ha venido avanzando rectamente por el único camino indicado por el partido.

En particular, el exitoso lanzamiento de prueba de nuevo ICBM tipo “Hwasong-15”, capaz de golpear todo el territorio propio norteamericano y cargar la ojiva nuclear superpesada, recién desarrollado gracias a la audaz política y decisión estratégica del PTC, deviene una gran victoria de la nación lograda en la lucha por cumplir brillantemente la gran causa histórica del perfeccionamiento de las fuerzas armadas nucleares del Estado y la de conversión del país en la potencia coheteril, aspirado tanto por el pueblo coreano, y un gran acontecimiento a registrarse con letras mayúsculas en los anales de la patria.

Al finalizar, el informante presentó la perspectiva y las tareas de la rama a fin de continuar la era próspera del desarrollo de la autóctona industria bélica e intensificar por todos los medios el poderío de defensa nacional.

Luego, hubo intervenciones.

En las ocasiones se intercambiaron los éxitos y las experiencias sobresalientes alcanzados en el pasado en la investigación de ciencias de defensa nacional y la consolidación del poderío de defensa nacional en acato a la política de industria armamentista del partido, y se discutieron los remedios para producir a base de ellos los grandes saltos en el desarrollo de la autóctona industria de defensa nacional.

Y fueron analizados y balanceados los defectos inherentes en las ramas de investigación de ciencias de defensa nacional y la industria armamentista, y las lecciones.

La conferencia continúa.

 

KCNA