La Representación Permanente de la República Popular Democrática de Corea ante la ONU hizo público ayer un comunicado con respecto a que el “problema de DDHH” de la RPDC fue sometido a la consideración y discutido de manera coercitiva el mismo día en el Consejo de Seguridad de la ONU.

EE.UU. y otras fuerzas hostiles volvieron a someter a la consideración y discutieron este año en el CS de la ONU el inexistente “problema de DDHH” de la RPDC, lo que constituye un acto que desprecia a la Carta de la ONU y las leyes internacionales y contraviene a la voluntad de la mayoría de los países miembros de la ONU, condena el documento y prosigue:

Lejos de observar su misión principal de mantener la paz y la seguridad internacionales, el CS de la ONU discutió de modo coercitivo el “problema de DDHH” de la RPDC pese a la oposición de no pocos países miembros, lo cual evidencia el hecho de que ese órgano internacional fue convertido en la marioneta de EE.UU. y lleva al suelo la confianza de la sociedad internacional sobre el CS de la ONU poniendo en relieve la inminencia de la reforma de este aparato.

Deviene un sueño absurdo si EE.UU y otras fuerzas hostiles piensan en que podrían atentar a la RPDC mediante la discusión del “problema de DDHH” en el CS de la ONU.

La RPDC no se asustará nunca ante tal farsa barata y condena rotundamente la reciente reunión calificándola de los últimos esfuerzos de las fuerzas hostiles derrotadas en la confrontación político-militar de la RPDC, que se sitúa dignamente en la posición de potencia nuclear.

El pueblo coreano seguirá consolidando más el socialismo a estilo coreano centrado en las masas populares en que la dignidad del ser humano ha llegado al plano supremo.

KCNA