Brillarán para siempre las hazañas del General KIM JONG IL

Han transcurrido 6 años desde que falleció Kim Jong Il, padre de toda la nación coreana y eterno líder del Partido del Trabajo de Corea y el pueblo coreano. Al mirar retrospectivamente, durante toda su vida revolucionaria el General Kim Jong Il cosechó las sempiternas proezas que garantizaran el futuro de la patria y la victoria de la causa por la independencia de la humanidad y las legó a las generaciones venideras.

Lo más destacado en sus méritos es haber preparado las riquezas ideo-teóricas para asegurar el eterno triunfo de la causa de las masas populares por la independencia, la causa socialista, contribuyendo a enriquecer el archivo de pensamientos humanos.

Kim Jong Il hizo que la inmortal idea Juche sirviera como eterna guía para la época de la independencia, formuló y sistematizó la concepción de conceder importancia al fusil como la idea revolucionaria Songun, (prioridad de los asuntos militares), la teoría de la política Songun, y aclaró en todos los aspectos las ideas y teorías que se presentaban en la práctica revolucionaria, entre otras las referentes a la construcción del partido del Juche y de la potencia socialista y a la independización del mundo. Su ideología revolucionaria sintetiza las doctrinas, estrategias y tácticas para llevar la revolución a la victoria. Por su originalidad y cientificidad se resplandecerá como eterna bandera de lucha dotada de gran vitalidad junto con la época de la independencia.

El haber preparado las sólidas bases políticas, militares y económicas para la victoria final de la causa revolucionaria del Juche es uno de sus méritos que se registrarán con letras doradas en la historia de la patria..

El General fortaleció y desarrolló al PTC como partido revolucionario del Juche que asegura el carácter único y continuo de las ideas y la dirección del Líder, como partido-madre que atiende al pueblo asumiendo total responsabilidad de su destino y como Estado Mayor que conduce con toda seguridad la revolución coreana por el camino de la independencia, el Songun y el socialismo, y consolidó firmemente la unidad del Partido y las filas revolucionarias.

El hecho de que se haya logrado la unidad monolítica en la que el Líder, el Partido, el ejército y el pueblo se funden con una gran idea y ardiente sentimiento de amor y afecto, y se ha formado un nutrido contingente juvenil heroico, constituye una victoria muy preciosa, y gracias a esta valiosa herencia revolucionaria que dejó el General, la RPD de Corea hace alarde de su magnificencia como prestigiosa potencia político-ideológica, como potencia juvenil, la única de este género en el mundo.

Kim Jong Il reforzó al Ejército Popular de Corea como potente destacamento revolucionario imbuido del espíritu del monte Paektu y capaz de aniquilar a cualquier enemigo acérrimo, y desarrolló la industria de Defensa Nacional del país como la autosuficiente de un nivel insuperable, en un intento de convertir al país en una potencia militar mundial, en un Estado poseedor de armas nucleares.

Aun en medio de las inauditas adversidades trazó un ambicioso proyecto de construir una potencia socialista, desató un entusiasmo por superar a los demás en la tecnología de punta y encendió la llama de la revolución de la industria en la nueva centuria a lo largo y ancho del país, abriendo una amplia perspectiva para construir una potencia económica y civilizada de estilo coreano que diera saltos vertiginosos con la ayuda de las ciencias y la tecnología y de los conocimientos.

Gracias a él que planteó la reintegración del país como la mayor empresa patriótica de la nación y consagró todo lo suyo hasta en los últimos momentos de su vida, se abrió la Era de la Reunificación del 15 de Junio sustentada en el ideal de Entre nosotros, los connacionales, lo cual ofreció una halagüeña perspectiva para la reunificación independiente, la paz y la prosperidad nacional. Con su destacada estrategia diplomática y dinámicas actividades exteriores Kim Jong Il consolidó la posición y la influencia internacionales de la RPDC, amplió las relaciones exteriores de la misma e hizo un gran aporte a salvaguardar la paz y seguridad del mundo y lograr la causa por la independencia de la humanidad, así siendo objeto de infinito respeto y elogia de los pueblos del mundo.

Con su extraordinaria perspicacia solucionó de manera infalible el problema de la continuación de la causa revolucionaria conforme a la exigencia de la época y la aspiración del pueblo, lo cual es su mayor mérito realizado en aras de la patria y el pueblo.

Ya que él echara los firmes cimientos del Partido y la revolución, en el nuevo siglo de la era Juche la RPDC pudo avanzar a pasos agigantados por el camino de la independencia asegurando la continuidad de la revolución y demostrando plenamente su invencibilidad aún en medio del recrudecimiento de la situación debido a las aviesas maniobras de los imperialistas y sus seguidores encaminadas a aislarla y aplastarla.

El ejército y el pueblo coreanos, unidos compactamente en torno al Máximo Dirigente Kim Jong Un y poniendo en pleno rojo el espíritu de fortalecerse con los propios recursos, cosecharon sucesivos éxitos admirables que se imprimirían con letras mayúsculas en la historia nacional de cinco milenios. En efecto, materializaron a todo trance el legado del Líder antecedente y demostraron ante el mundo la dignidad e ímpetu de la Corea del Songun que corre a toda velocidad hacia la victoria final.

En la lucha que libró durante los 6 años pasados, los coreanos guardaron en lo más profundo del corazón la fe inalterable de que el pensamiento y hazañas de Kim Jong Il constituyen el manual para la revolución y que de cumplir lo que él señalara no hay nada irrealizable y se logrará sin falta la victoria final.

Así el General Kim Jong Il, patriota sin parangón, echó los sólidos cimientos para que la RPDC pudiera salir siempre victoriosa y el pueblo coreano pudiera gozar de la felicidad de generación en generación. Su vida revolucionaria y sus imperecederas proezas brillarán eternamente junto con la gloriosa época de Kim Jong Un.

Naenara

Esta entrada fue publicada en Juche, KHED DPRK RPDC, Kim Jong Il, Naenara, PTC, Songun. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s