El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar el día 8 en la capitalina Plaza Kim Il Sung el desfile militar por el 70º aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea (EPC).

Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, llegó con su esposa Ri Sol Ju a la plaza.

Se realizó la ceremonia de recepción de guardia de honor de tipos de ejército del EPC para acoger el Máximo Dirigente.

El Máximo Dirigente salió junto con su esposa a la tribuna de la plaza.

Todos los participantes en el desfile militar dieron aclamaciones: “¡Viva!”, “Kim Jong Un” y “¡Defensa a ultranza!” hacia el Comandante Supremo.

El Máximo Dirigente respondió con su mano alzada a los participantes de desfile y las masas.

Aparecieron en la tribuna el vicemariscal Kim Jong Gak, jefe de la Dirección Política General del EPC, el vicemariscal Ri Myong Su, jefe del Estado Mayor General del EPC, el general de las fuerzas terrestres Pak Yong Sik, ministro de las Fuerzas Armadas Populares (MINFAP) de la RPDC, otros miembros de mando de la Dirección Política General, el Estado Mayor General y el MINFAP y los comandantes de las grandes unidades combinadas.

Tomaron sus asientos especiales de la tribuna Kim Yong Nam, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC) y presidente de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC, Choe Ryong Hae, miembro del Presidium del BP del CC del PTC, vicepresidente del Comité de Estado de la RPDC y del CC del PTC, Pak Pong Ju, miembro del Presidium del BP del CC del PTC, vicepresidente del CE de la RPDC y primer ministro de Consejo de Ministros de la RPDC.

También, se distinguieron los cuadros directivos del partido y el gobierno y otros en el asiento especial de la tribuna.

Se vieron en los asientos reservados para los invitados los funcionarios de las instituciones del partido, las fuerzas armadas y el Poder, las entidades de masas, los ministerios y los órganos centrales, los oficiales y soldados del EPC y del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea, los profesores, los empleados y los matriculados de la Escuela Revolucionaria de Mangyongdae y de la Escuela Revolucionaria Kang Pan Sok, los funcionarios y los ameritados de las fábricas y empresas capitalinas.

Fueron invitados los coreanos residentes en otros países, los matrimonios de los representantes diplomáticos y de agregados militares en la RPDC y otros extranjeros.

Las guardias de honor de tipos de ejército y la banda militar general del EPC realizaron la ceremonia de comienzo.

Se izaron las banderas de la RPDC y del PTC.

El comandante de la revista militar dio al ministro de las Fuerzas Armadas Populares el parte de que las unidades participantes están alineadas para recibir el chequeo de los preparativos del desfile militar en celebración del 70º aniversario de la fundación del EPC.

El ministro de FAP revisó las unidades participantes y les felicitó por el 8 de febrero.

Al Mariscal de la RPDC Kim Jong Un le informó el comienzo del desfile militar

En la plaza se dieron los sonidos de las cornetas de señales del comienzo y se tiraron 21 salvas.

El Máximo Dirigente pronunció el discurso de felicitación.

Entraron en la plaza las banderas con efigies de los Generalísimos Kim Il Sung y Kim Jong Il con amplia sonrisa, escoltadas por los generales y oficiales del EPC.

Las guardias de honor de los tipos de ejército del EPC y todos los participantes rindieron el más sublime homenaje a los grandes líderes antecesores.

Quedó iniciada la marcha.

Al frente de las filas estaban las columnas simbólicas del período de la construcción de las fuerzas armadas regulares.

Siguiendo el carro del comandante de mando pasaron las columnas de los tipos de ejército, las unidades a nivel del cuerpo, las armas, los soldados especializados y las médicas militares.

Los aviones de combate en forma de la cifra “70” pasaron sobre la plaza lanzando los fuegos artificiales.

Las columnas motorizadas, las unidades de las fuerzas estratégicas y los artilleros Hwasong pasaron dignamente por la plaza.

En el cielo de la plaza los aviones adornaron hermosamente el final del desfile militar dejando las huellas de vuelo en forma de varillas del abanico con varios colores.

Terminado el desfile militar, las aclamaciones “¡Viva!” volvieron a estremecer el cielo y la tierra. Y fueron lanzados los fuegos artificiales y subidos los globos de goma.

El Máximo Dirigente salió al balcón de tribuna y respondió con la mano alzada a las aclamaciones de las masas.

Este desfile militar demostró la convicción y voluntad del ejército y pueblo coreanos de consolidar más firmemente la RPDC como invencible fortaleza socialista y lograr lo más pronto posible la victoria final de la revolución del Juche.

 

KCNA