Tuvo lugar hoy en la iglesia del Comité de Dirección Central de la Asociación de Chondoistas de Corea el acto conmemorativo del aniversario 99 del Levantamiento Popular del Primero de Marzo bajo auspicios del Consejo de Religiosos de Corea (CRC).

Asistieron a la ocasión el presidente del CRC, Kang Ji Yong, el vicepresidente del Comité de Dirección Central de la Asociación de Chondoistas de Corea, Yun Jong Ho, y los miembros del Comité Central de la Federación de Budistas de Corea, el CC de la Federación de Cristianos de Corea y el CC de la Asociación de Católicos de Corea.

Al presentar el informe, Yun Jong Ho dijo que en la historia del movimiento antijaponés de liberación nacional está registrado con letras mayúsculas el susodicho levantamiento como resistencia patriótica antijaponesa de todo el pueblo coreano que se ha rebelado contra la bárbara dominación colonial del imperialismo japonés para conquistar la independencia nacional.

Este acontecimiento, que sacudió de raíz la base de dominación colonial del imperialismo japonés, manifestó a todo el mundo que la nación coreana con fuerte espíritu independiente y patriótico e indoblegable temperamento no desea nunca vivir como esclava de otros ni teme ningún tipo de sacrificio para restaurar la patria, enfatizó.

Ya pasó casi un siglo desde aquel entonces, pero la nación coreana vive dividida todavía en dos partes por culpa de las fuerzas extranjeras sin lograr por completo la soberanía nacional, lamentó y agregó que ahora es el momento en que todos los coreanos deben levantarse como los sublevados de aquel entonces para abrir con fuerzas unidas nacionales el horizonte de la reunificación independiente.

Aunque EE.UU., Japón y las fuerzas conservadoras dentro de la nación, que no desean la unidad y la reunificación de la nación coreana, andan desesperados para impedir la mejora de relaciones íntercoreanas, no podrán frustrar de ninguna manera la aspiración nacional a la reintegración territorial, apuntó.

Llamó a todos los religiosos y habitantes de diversos estratos del Norte, el Sur y en ultramar aspirantes al amor, la paz, la reconciliación y la reunificación a frustrar con el temperamento y espíritu indoblegables, con que habían luchado los mártires patrióticos, los desafíos y acciones obstruccionistas de toda índole de las fuerzas internas y externas opositoras a la reunificación, de modo que se abra la coyuntura de viraje para la reunificación independiente.

En el acto se dio lectura al mensaje de felicitación enviado por el comité surcoreano de promoción de los actos conmemorativos del centenario del Movimiento del Primero de Marzo.

 

KCNA