Según informa la Agencia Central de Noticias de Corea, el director de Información del Instituto para Asuntos Norteamericanos del Ministerio de Relaciones Exteriores negó el “rumor de cooperación en la fabricación de armas químicas” que algunos medios internacionales difunden los últimos días como si fuese cierto.

Asegura que EE.UU vuelve a lanzar una campaña demagógica contra la RPDC con información falsa en la que se habla de una supuesta utilización en Siria de armas químicas por parte del gobierno de Damasco, llegando a involucrar a la RPDC de cooperar en la fabricación de esas inexistentes armas.

El Departamento de Estado de los EE.UU, rápidamente se hizo eco de esas mentiras para tratar de señalar a Siria y a Corea, lo que parece demostrar que es el gobierno de Washington quien está detrás de esos bulos. Todo el mundo es testigo de montajes similares que sirvieron a los EE.UU como autojustificación para agredir a estados soberanos.

La utilización del Consejo de Seguridad de la ONU para esta tarea deja clara la voluntad de los EE.UU de crear un ambiente más hostil hacia la RPDC y tratar de imponer el bloqueo naval, al mismo tiempo que trataría también de justificar su intervención militar en Siria.

La RPDC insiste en que nunca ha desarrollado, producido ni almacenado armas químicas y que rechaza la existencia de las mismas.

Denuncia que la sociedad internacional deberá tener presente que EE.UU. es un país criminal y un cáncer para la paz mundial. El mismo que usó por primera vez armas nucleares y que durante la guerra coreana de la década los 50 utilizó armas bioquímicas asesinando de forma masiva y brutal a los habitantes de la RPDC. Para terminar, no olvida que los EE.UU son el primer traficante de armas de nuestro planeta.