De acuerdo con las cadenas surcoreanas “KBS” y “MBC”, fue detenido a la madrugada del día 23 el traidor Lee Myung Bak acusado del tremendo caso de corrupción e irregularidades.

La fiscalía surcoreana pidió el día 19 la orden de arresto después de investigar los delitos de Lee, incluyendo el desfalco y el recibo de soborno valorados en decenas de miles de millones de wones (moneda surcoreana).

El Tribunal Local Central de Seúl emitió la orden estimando que hay la posibilidad de la eliminación de pruebas por parte del acusado.

Al cumplirse de inmediato la orden, el traidor fue encerrado en una celda de 10 metros cuadrados.

Así, él se hizo el cuarto ex “presidente” encarcelado después de Chun Doo Hwan, Roh Thae Woo y Park Geun-hye.

KCNA