El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De acuerdo con la resolución del Tercer Pleno del VII Período del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, quedó cancelado por completo el campo de prueba nuclear, situado en la zona norte de la República Popular Democrática de Corea.

Después de publicada la resolución referida, el Instituto de Armas Nucleares de la RPDC y otros órganos correspondientes suspendieron de inmediato todos los preparativos y obras relacionados con la prueba nuclear y vinieron realizando por etapas los quehaceres de desmantelamiento.

Han sido desmontados y retirados diversas instalaciones, los sistemas de información, comunicaciones y energía y los equipos de construcción y operación que estuvieron desplegados en las galerías, los observatorios, el puesto de control y el centro de investigación del campo de prueba nuclear en la zona septentrional.

Tuvo lugar el día 24 la ceremonia de cierre total del campo.

Los reporteros de China, Rusia, EE.UU., Gran Bretaña y el Sur de Corea cubrieron en el terreno el proceso de desmantelamiento.

Después de escuchar las explicaciones sobre el método y el orden de desmantelamiento, los integrantes del pool de prensa internacional recorrieron los túneles donde se realizaron los ensayos nucleares en el pasado, otros dispuestos a ejecutar inmediata y seguramente los mismos experimentos de alto poder y los observatorios de prueba.

A continuación, se efectuaron por orden y de modo transparente el derrumbe mediante la explosión de todos los túneles, el cierre de las entradas y la destrucción con voladura de todas las estructuras sobre la tierra como los observatorios de prueba.

Terminado el proceso de esas labores, se publicó en el terreno la declaración del Instituto de Armas Nucleares de la RPDC.

La cancelación del campo deviene una muestra contundente de la invariable posición pacifista del gobierno de la RPDC de unirse a la aspiración y esfuerzos internacionales por la suspensión total de la prueba nuclear y contribuir activamente a la construcción de un mundo sin armas nucleares.

 

KCNA