Con motivo del 18º aniversario de publicación de la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio, el Comité Central de la Federación General de los Sindicatos de Corea, la Federación General de Sindicatos Surcoreanos y la Confederación de Sindicatos Surcoreanos publicaron el día 15 una declaración conjunta.

La nota apunta que la Declaración Conjunta del 15 de Junio, que vienen defendiendo e implementando todos los coreanos, incluso los obreros de ambas partes coreanas, engendró la Declaración de Phanmunjom y el júbilo de aquél día se ha extendido a la emoción del 27 de Abril y llenó a toda la nación del fervor del 26 de Mayo, y continúa:

Las organizaciones obreras del Norte y el Sur apoyan una vez más las dos Cumbres Norte-Sur en Phanmunjom y la adopción de la Declaración del 27 de Abril y redoblan la voluntad y entusiasmo de abrir al frente la nueva historia y la nueva época de paz y reunificación.

Se nos presenta hoy la tarea de lograr la reunificación independiente acabando con la historia de división y subyugación de más de 70 años.

Los obreros del Norte y el Sur cumplirán en la delantera la responsabilidad asumida ante la nación en el período de viraje histórico que abrió nuestra nación superando las pruebas y la crisis.

Dar punto final a la historia de desconfianza y confrontación y establecer el sistema de paz duradera en la Península Coreana son la tarea primordial para la coexistencia y coprosperidad de la nación.

Hay que eliminar por completo el estado de armisticio, creado el 27 de julio de 1953.

Además, hace falta firmar el convenio de paz para erradicar la crisis de guerra y establecer la paz duradera.

En el actual período de viraje histórico, dado a los 73 años de división, los obreros del Norte y el Sur cumplirán haciendo todo lo posible la tarea histórica que incumbe a nuestra nación.

Marcharán al frente para cancelar el Acuerdo de Armisticio y firmar el convenio de paz.

Hoy día, el ideal de “Entre nosotros, los connacionales”, presentado en la Declaración Conjunta del 15 de Junio, continuó en el principio de independencia nacional de la Declaración de Phanmunjom.

Nuestra nación está interesada más que nadie en la paz y reunificación.

Los obreros del Norte y el Sur desarrollarán todas sus actividades bajo el ideal de “Entre nosotros, los connacionales” y en el principio de independencia nacional y se pondrán al frente en rechazar rotundamente la dominación e intervención de las fuerzas extranjeras que impiden la paz y reunificación.

Lucharán contra cualquier intento de desvirtuar la Declaración de Phanmunjom y harán todo lo posible para cumplirla sin parar.

Al final, la declaración reitera la decisión de todos los obreros del Norte y el Sur de abrir la nueva época de paz y reunificación independiente dedicando todo lo suyo.

KCNA