La historia de 70 años de la RPDC es la orgullosa en que el partido y el pueblo coreanos vinieron allanando el camino de prosperidad y acortando el tiempo con fuerzas propias.

Señala así el diario Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado hoy y prosigue:

Ellos pudieron levantar sobre el territorio patrio, donde reinaban el atraso y la penuria del siglo, un invencible Estado socialista con inagotable poderío político-militar y potencialidad económica, reconocido por todo el mundo, porque lucharon con perseverancia confiando y apoyándose en las fuerzas propias.

La historia y la realidad enseñan la verdad de que la dependencia de las fuerzas ajenas significa la subyugación y el arruinamiento del país y el autofortalecimiento, la prosperidad eterna. Esta verdad nunca se cambiará si bien transcurra mucho tiempo.

Es invariable la voluntad de nuestro pueblo de acelerar la gran marcha de construcción económica bajo la bandera de dar prioridad al autofortalecimiento y construir en esta tierra un digno y poderoso Estado socialista, admirado por el mundo, sea como fuera la situación de la Península Coreana y el ambiente exterior.

Gracias a la sabia orientación del gran partido y a los uniformados y civiles armados con el espíritu de autoconfianza, nadie puede frenar nuestra marcha para la construcción de potencia.

 

KCNA