Los imperialistas y reaccionarios siguen hablando de la “democracia” en la sociedad capitalista y la “superioridad” de la democracia burguesa, pero esto no pasa de ser una sofistería para ocultar los caracteres reaccionarios y antipopulares de la dictadura burguesa y los verdaderos aspectos de la sociedad capitalista en decadencia.

Así revela el diario Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado hoy y prosigue:

En la sociedad capitalista no puede existir la verdadera democracia.

La democracia es la política que concentra la voluntad de las masas populares trabajadoras. Es decir, ella significa que el Estado elabora la política de acuerdo con la voluntad del pueblo trabajador como los obreros y campesinos, materializarla conforme a sus intereses y asegura realmente la libertad y derecho verdaderos y la vida feliz.

El capitalismo es la sociedad en que la clase explotadora minoritaria con la posición privilegiada domina la mayoría. Ella toma en su mano el Poder y los medios de producción y controla todas las políticas estatales conforme a su voluntad. Por esta razón, es muy claro que la “democracia” en la sociedad capitalista no puede servir a las masas populares.

La democracia burguesa es para las capas privilegiadas minoritarias.

La democracia en la sociedad capitalista es la para los habitantes con dinero y la clase explotadora minoritaria.

Por muy desesperadas que sean las maniobras de los imperialistas para denigrar la democracia socialista, ellos no podrán ocultar el carácter antipopular de la democracia burguesa y la corruptibilidad del régimen capitalista.

KCNA